jueves, 14 de mayo de 2009

SELECCIÓN DE BORREGAS PARA MEJORAR Y AUMENTAR LAS MAJADAS GENERALES


Realizamos selección ovina cuando a un conjunto de ovejas y borregas le permitimos reproducirse y a otros no.

La eficiencia reproductiva de la majada determina las posibilidades de selección.

Las borregas que se incorporan anualmente a las majadas, (ya sea en reemplazo de ovejas de “refugo” o para aumentar la cantidad de vientres) es una categoría muy importante, pues representan el material genético productivo que tendrá el establecimiento.

Las borregas que se retengan e ingresan a la majada, deben ser aptas para reproducirse y seleccionadas entre las que más se ajustan al objetivo de producción de la empresa.

La función reproductiva siempre debe ser optimizada asegurando que las hembras, al comenzar a producir, estén en condiciones de hacerlo bien. De una buena performance reproductiva dependerá también la evolución del número de vientres en el futuro.

El cuadro 1 muestra como diferentes performances reproductivas determinan distintas posibilidades de selección. Ejemplo: una majada de 1000 vientres con 80% de señalada, que necesita 250 borregas para reemplazar a las ovejas de refugo anual, tendrá mayores posibilidades de selección (34% de las borregas disponibles) que una majada con el 60% de señalada (12% de las borregas disponibles).

 

Cuadro 1. Posibilidad de refugo con relación al porcentaje de señalada, para una majada de 1000

vientres con 2 % de mortalidad de corderas y borregas hasta la encarnerada.

Indicador:

Porcentaje de señalada

Disponibilidad de borregas

a la encarnerada

Necesidad de

reemplazo N°

Posibilidad de

refugo N°

Porcentaje borregas disponibles

60%

285

250

35

12,3%

80%

380

250

130

34,2%

 

Con bajos porcentajes de refugo se arriesga no poder eliminar todas aquellas borregas que presentan defectos o se alejan del objetivo de producción fijado. Además, desde el punto de vista de la mejora genética, se avanza muy lentamente y no se aprovecha el potencial existente. Es frecuente observar establecimientos con baja eficacia reproductiva, que al momento de incorporar borregas a la majada, no cuentan con la cantidad necesaria e ingresan animales que no se ajustan al objetivo deseado. Esto frena el proceso de mejora genética y afecta los aspectos básicos de la producción del establecimiento.

¿CÓMO TRABAJAMOS?

El primer paso será eliminar los animales con defectos importantes que determinan/ significan bajas en su producción y en la majada.

Si se presenta un bajo número de borregas para ingresar, es importante priorizar qué defectos deben ser eliminados y cuáles considerar secundarios.

DEFECTOS MÁS COMUNES A TENER EN CUENTA DURANTE LA SELECCIÓN

Cuadro 2.

Defecto

Incidencia en la producción a corto o mediano plazo

Prioridad en la eliminación

Lunares de lana negra o marrón

Desprecia el valor de la lana y es transmisible a la cría

Deben eliminarse

Escaso tamaño y/o

peso corporal

Comprobar que no se deba a problemas de nutrición

o sanidad. Afecta la producción de carne y lana

Considerar si se recuperan para la encarnerada

Ubres y/o pezones anormales

o deterioradas

Impide la cría de corderos

Eliminar

Excesiva lana en la cara

Se asocia a menor fertilidad

Defecto de segundo orden

Vellones de mecha corta

Afecta la producción de lana (puede

reemplazarse por mayor densidad)

Defecto de segundo orden

Vellones gruesos o

fuera de finura

Afecta el lote si se aleja muchos del promedio

Eliminar animales

muy gruesos o extremos

Prognatismo

Animales que comen y respiran mal, producen

menos y lo transmiten a las crías

Eliminar

Cuartos “chilludos” (pelos o

fibras meduladas)

Defecto hereditario que baja el valor de la lana

Eliminar individuos extremos

Patas o manos fuera de aplomo

Se transmiten a las crías

Eliminar según grado

de problema o defecto

“Lomo flojo” o abierto

Menor producción de lana, mayor

penetración de tierra

Eliminar en segundo orden

o sumando 2 (dos) defectos

 

En un esquema de selección debemos tener claridad en el objetivo para saber lo que buscamos.

Posteriormente aplicar métodos fáciles y precisos para valorar los promedios de las características productivas de la población y contrastar los valores de los individuos con estos promedios.

Para comparar animales correctamente se deben cumplir los siguientes requisitos:

         Los individuos deben ser de la misma raza y edad

         Deben tener la misma nutrición y sanidad

         Estar en el mismo estado fisiológico

Es decir, todas las condiciones presentes y pasadas, deben ser lo más homogéneas posibles.

CONCLUSIONES

La selección de hembras es muy importante pero debe ser complementada con la utilización de carneros provenientes de planteles con objetivos similares a los del establecimiento.

Por último, el operador debe ser práctico, objetivo y no perder de vista el sentido de la productividad, por ser el factor que determinará el éxito de la empresa.

RECUERDE SELECCIONAR SIEMPRE POR CARACTERÍSTICAS

HEREDABLES DE VALOR ECONÓMICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario